La reflexión detrás del ´me gusta´

El célebre ´me gusta´ en Facebook funciona como una puerta de acceso al perfil y gustos personales que la red convierte en una base de datos.

KARLA JIMÉNEZ COMRIE

INADVERTIDO. Muchos usuarios pasan por alto los términos de privacidad establecidos en la red social. FOTOLIA.
14/12/2013 - Poco tiempo después de su lanzamiento en abril de 2010, el botón “me gusta” de Facebook se popularizó ampliamente en la internet.

De acuerdo con el blog de noticias Mashable, tan solo una semana luego de su presentación, unos 50 mil sitios web ya lo habían integrado en sus dominios.

Desde entonces, el botón identificado con el dedo pulgar apuntando hacia arriba, se ha convertido en uno de los íconos más emblemáticos de las redes sociales.

El director regional de Social Snack, Juan Cruz, asegura que en el ámbito global se realizan unos 4 mil millones delikes diarios.

Ya sea para halagar una fotografía, asentir con alguna opinión o elogiar un producto o marca comercial, los usuarios de Facebook encuentran en esta opción una forma de hacer sentir su opinión dentro de la red social.

¿UN MODELO DE NEGOCIO?

Un artículo, difundido por la empresa de promoción de redes sociales Boostlikes, afirma que en el ámbito internacional hay alrededor de 125 millones de empresas que utilizan el botón “me gusta” en sus páginas web.

Curiosamente, esta información se encuentra vinculada con el número de internautas que suelen dar likes y que, según Boostlikes, tienden a tener el doble de amistades que una persona regular.

En el mes de agosto, el fallo de un juez de Estados Unidos, que obligó a Facebook a pagar 20 millones de dólares a grupos de defensa de la privacidad en internet, cuestionó si las populares menciones “me gusta” son utilizadas con fines publicitarios.

En el litigio se demostró que, a través del esquema “historias patrocinadas”, la red social utilizaba los perfiles de sus usuarios para incorporar publicidad sin su consentimiento. Desde entonces, las controversias en torno a la red y sus políticas de privacidad volvieron a surgir sobre el tapete.

CÓMO FUNCIONA

La gerente de medios y mercadeo del Grupo Grada, Alejandra Urriola, explica que el “me gusta” es una opción gestionada por un administrador, quien determina el público objetivo al que desea llegar.

“Hay que entender que los mensajes que vemos llegan por algún motivo”, dice la experta, quien añade que al asentir sobre algún video, fotografía o publicidad, alimentamos la base de datos de Facebook, en donde se crea un perfil apoyado en nuestros gustos o intereses. “Con ello, la red concibe un patrón que a su vez es ofertado a un administrador de redes para que invierta en publicidad”, afirma.

Para Urriola, el esquema es simple: una persona paga por la publicidad que avalamos con un like. Todas las ofertas desplegadas, salvo los llamados fan pages o publicaciones personales, son modalidades de publicidad pagada dentro de la red.

“Un 75% de las personas no son conscientes de que al propinar ´me gusta´ a un anuncio cooperan con otorgar información a Facebook para que genere perfiles para nichos comerciales muy específicos”, agrega.

Esta circunstancia forma parte de los términos y condiciones que accedemos al inscribirnos en la red (www.facebook.com/about/privacy/your-info), “pero que rara vez leemos al darnos de alta”, añade Urriola.

Por su parte, Cruz, de Social Snack, añade que las marcas inscritas con páginas en lugar de perfiles personales buscan que los individuos les den aval a sus publicaciones para poder generar mayor visibilidad entre las amistades de estos seguidores.

“Los likes son iguales, pero no todos tienen el mismo impacto”, opina Cruz, quien a su vez explica que el desafío de las marcas a nivel de comunicación digital es conseguir generar contenido relevante y oportuno para motivar a sus seguidores.

Con esta premisa coincide Boostlikes, que indica que aquellas publicaciones o historias con tinturas emocionales o sobre temas de actualidad o controversiales, suelen conseguir el doble de la atención.

Esta estrategia no es ajena a los políticos, empresas y organizaciones sin fines de lucro, presentes en la red.

Y es que “ningún medio tradicional ofrece una base de datos tan precisa como lo hace Facebook”, acota Urriola, quien añade que las compañías nacionales no se eximen a esta realidad, pues ahora invierten en estrategias y en consultorías enfocadas a este uso.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s